Es un método seguro?

Sí, ya que la fuerza de tracción y el tiempo en la que se usa siguen una curva logarítmica, con la que se consigue emplear una gran fuerza en poco tiempo y de forma indolora gracias a que los dos cilindros neumáticos responsables de la tracción miden la potencia que se aplica y la resistencia que ofrecen los músculos del paciente, para ceder en caso de contractura muscular y traccionar en caso de relajación.

La tracción se lleva a cabo de forma cíclica, con fases de tracción y fases de relajación durante los 28 minutos que dura el tratamiento, para evitar la fatiga muscular y las
contracturas.

Y por último, el paciente tiene la posibilidad de detener el proceso en forma inmediata, ya que tiene un pulsador que avisa en caso de dolor, hormigueo u otro síntoma